Sevilla - Virgen de la Estrella

Imagen Hermandad

Bienvenidos a nuestra web.

Virgen de la Estrella (Sevilla)

La Hermandad de la Estrella es una cofradía de Semana Santa establecida en la ciudad de Sevilla. Fue fundada en 1560 en Triana, desde donde realiza estación de penitencia a la Catedral de Sevilla cada Domingo de Ramos.1Es la primera cofradía en pasar por las calles de Triana en Semana Santa y la que participa con el mayor número de nazarenos del Domingo de Ramos.

El nombre completo es Pontificia, Real, Ilustre y Fervorosa Hermandad Sacramental y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de las Penas, María Santísima de la Estrella Coronada, Triunfo del Santo Lignum Crucis, San Francisco de Paula y Santas Justa y Rufina, aunque es más conocida como La Estrella.

Desde el siglo XIX hasta nuestros días

A principios del siglo XIX el gremio de los alfareros ya estaba integrado en la cofradía, a pesar de que la ley de 1783 prohibía el carácter gremial de las hermandades. En 1809 los franceses expulsan del convento de la Victoria a los hermanos y destruyeron parte del convento. La cofradía tuvo que trasladar a sus titulares a otra capilla de la misma iglesia.

En 1835 la hermandad casi llega a la extinción y por la desamortización de Mendizábal hubo de trasladarse al convento de San Jacinto. En septiembre de 1851 vuelven los cultos y la solemne procesión de las patronas, así como el quinario al Cristo de las Penas.

A causa de la revolución de 1868, el destronamiento de Isabel II, el reinado de Amadeo I y la instauración de la Primera República, se produce una disminución considerable de la actividad de los cofrades de la hermandad.

Reparado el templo de San Jacinto y abierto de nuevo al culto el 2 de junio de 1878, se logra resurgir la antigua devoción a los titulares. Se procedió a la redacción de nuevas reglas, cuyas constituciones fueron aprobadas el 21 de febrero de 1891por el arzobispo de Sevilla, Benedicto Sanz y Forés, e inscritas en el registro de asociaciones del Gobierno Civil.

Desde 1891, la cofradía continuó realizando su estación de penitencia desde el convento de San Jacinto en la tarde delDomingo de Ramos, siendo la única que la efectuara en 1932, el Jueves Santo, sufriendo varios atentados en su recorrido, donde se ganó el sobrenombre de La Valiente.

El 10 de octubre de 1966, el convento de San Jacinto es erigido en parroquia, y por decreto del arzobispado de ese mismo año la hermandad adquiere el carácter de sacramental de la nueva parroquia.

En el año 2010 celebró el 450º aniversario de su fundación (1560-2010) con un amplio programa de actos y cultos que comprendían desde la elección de un logotipo conmemorativo (a través de un concurso abierto que se falló a favor de un proyecto portugués) hasta la celebración de cultos extraordinarios pasando por exposiciones, conferencias, conciertos o encuentros, y culminando con la solemne misa estacional y posterior salida extraordinaria bajo palio de la Virgen de la Estrella por las calles de Triana el 12 de junio de 2010.

Desde el año 2011 es madrina de la Hermandad de Pasión y Muerte, que se estrenó como hermandad de penitencia el Viernes de Dolores de la Semana Santa del 2011, abriendo el cortejo ese mismo año, con su Cruz de Guía.

Fue una de las hermandades convocadas al Vía Crucis de la Fe de Sevilla, que se celebró el 17 de febrero de 2013. Sin embargo, los pasos no salieron a causa de la lluvia. 

La Valiente

La Hermandad de la Estrella es conocida como La Valiente por cumplir la estación de penitencia el Jueves Santo de 1932 siendo la única cofradía sevillana en procesionar en esa Semana Santa. La causa por la que las demás no lo hicieron fue la presión de la oligarquía sevillana que pretendía boicotear con ella el régimen republicano.

Mucha gente se agolpaba ese Jueves Santo en la puerta del templo de San Jacinto, donde residía la hermandad. Las crónicas de ABC narraban lo siguiente:

En verdadero triunfo repitiéndose las ovaciones en las calles trianeras, recorrió la cofradía el populoso barrio. Una gran muchedumbre se mezcló entre las filas de nazarenos y siguió el paso de la Virgen, cerrando marcha.7

Toda Sevilla acompañó a la Estrella durante el recorrido, en el que sufrió dos atentados: uno, al entrar en la calle Velázquez, la caída de una bomba "imperfecta", que resultó ser una perilla de cama de forma cilíndrica, y el otro los disparos hacia la Virgen en la calle Rioja y la calle Tetuán y a las puertas de la catedral por un miembro de CNTEmiliano González Sánchez, aunque ninguno llegó a impactar en la imagen.

En los años siguientes, hasta 1937, no volvió a intentar hacer la estación.