Aroche - San Mamés

Imagen Hermandad

Esta ermita es una de las denominadas ermitas de Repoblación, construida a finales del siglo XIII y principios del XIV, siendo ampliada y reformada en los siglos XV y XVIII. La relación de la Ermita de San Mamés con la ciudad romana de Turobriga, va más allá del simple reaprovechamientote materiales de construcción, como puede observarse en las columnas del ábside, el ara romana usada de soporte del púlpito o los sillares romanos usados para construir los porches exteriores. Además de usar de cantera de materiales el yacimiento, la ermita se asienta sobra la planta de un edificio anterior, la basílica romana de Turobriga, tal y como puede observarse en la parte inferior del muro norte, bajo algunos pilares interiores o en la separación del púlpito y las naves.

La ermita presenta planta basilical con tres naves separadas por arcos apuntados enmarcados sobre alfiz y presbiterio con bóveda nervada gótica. En el siglo XV se decoró la ermita con unos impresionantes frescos que reproducían escenas religiosas, tales como la Santa Cena o la Anunciación entre otras. Durante el siglo XVII se documentan numerosas epidemias de peste en la villa, lo que obliga a usar la ermita de hospital, encalando todas sus paredes y ocultando durante siglos los frescos de la ermita. En el siglo XVIII se añadieron los porches exteriores y el campanario. La reciente restauración financiada por la Consejería de Cultura, el Ayuntamiento de Aroche y el Obispado de Huelva ha devuelto la luz a aquellas escenas que quedaron selladas por la cal y que fueron descubiertas por vez primera en los años ochenta, cuando se procedió a la reparación de la cubierta de la ermita. Estas obras propiciaron la pérdida parcial de las escenas del muro norte, en la zona superior.

La restauración llevada a cabo a dejado a la vista tres escenas en el muro norte, un San Cristóbal con los peregrinos al cinto y el Niño al hombro, una Anunciación y la Santa Cena. Sobre el arco toral se ha documentado otra Anunciación y en el muro sur, la escena encontrada ha supuesto toda una sorpresa, se trata de una escena relativa a la conquista cristina de Aroche, donde aparece en mayor tamaño una imagen de Santiago, a caballo, luchando contra un personaje también a caballo del que apenas quedan restos, y que sería un “moro”, tras el cual aparece una fortaleza árabe formada por un castillo provisto de arcos de herradura, y una línea de murallas sobre la cual aparecen unos personajes, parecen femeninos, llorando y despidiendo a su ejército, que aparece extramuros. Podría tratarse de la primera y única representación pictórica de la reconquista de Aroche, y a pesar de que la escena se encuentra muy fragmentada por las muchas obras que ha tenido la ermita a lo largo de los años, quedan los restos sufrientes como para poder interpretar la escena.


Se encuentra situada a 3 kilómetros del pueblo de Aroche, cerca de la Finca de la Belleza. De estilo mudéjar. Cronología: siglos XIII y XIV, XVIII

Popularmente es conocida así, pero su verdadero nombre era San Pedro de la Zarza. Está situada a unos tres kilómetros de Aroche, sobre el yacimiento de las misma ciudad romana de Turóbriga, en pleno Llano de la Belleza. A lo largo de los siglos ha sufrido diversas reformas y se le han adosado otras edificaciones.

El conjunto se constituye en un edificio exento, de planta basilical de tres naves, con ábside semicircular en la cabecera de la nave central y un testero plano las laterales, orientada de oeste a este, con unas dependencias adosadas a lo largo de los siglos. En sus flancos sur y oeste el templo se rodea de un pórtico de arcos rebajados sobre pilares rectangulares. La fábrica Mudéjar se ha conservado en el ábside en algunos muros y en la portada en el lado del Evangelio.