Gibraleón - Nuestro Padre Jesús Nazareno, Santa Cruz de Jerusalén y Nuestra Señora de los Dolores

Imagen Hermandad

El año 1.887, fue nombrado cura propio de esta Villa D. José Mª de Gelo, desde esta fecha empezaron sus sacrificios y trabajos tan desinteradamente para fomentar el culto de "Nuestra Señora de los Dolores" y ayudado con crecidas limosnas a todas las mejoras que la Hermandad han llevado a cabo durante el largo tiempo que lleva en esta parroquia.
En 1.889 donó a esta Hermandad el paso y las varas de plata.
Enseres que tiene la Virgen para salir en cofradía el Lunes Santo.
Se arregló la saya el año 1.903 sufragaron los gastos del terciopelo y oro Dª Dolores Pizarro y Dª Manuela Gelo devotísimas del la Santísima Virgen.
Al manto de terciopelo morado con boruta y elegante guardilla bordada en oro fino al principio del siglo XX, se le bordaron ramos por el centro costeados por varias devotas el año 1.918.
Los cultos que esta Hermandad celebra son un solemne Septenario a Nuestra Señora de los Dolores y un Quinario al Señor Atado a la Columna, que ha procurado nuestro dignísimo párroco que fuesen más solemnes predicando todas las noches, siendo el Viernes de Dolores, la última vez que subió a la catedra sagrada.
Costeaba muchos años la cera y nada cobraba por los derechos a la cofradía ni por el Quinario del señor Atado a la Columna. En estos solemnes cultos cantaban un numeroso coro de jóvenes, acompañadas al órgano por la Sta. Adela de Gelo.
Además las limosnas que se recogían en la Iglesia los domingos y días festivos en la Santa Misa, nuestro bondadoso párroco dio permiso para que la depositaran en el cepillo que está junto al altar de la Santísima Virgen, esta limosna la dedicaba la Hermandad para la cera del Septenario.

Al celo desinterés y trabajo incansable de nuestro dignísimo Párroco se debe que la Hermandad esté canónicamente constituida, fueron aprobados los estatutos por el Excmo., y Rvdmo. Señor Cardenal Arzobispo de Sevilla, D. Eustaquio Ilundain y Esteban, por su Decreto fecha veintiuno de Febrero de mil novecientos veintisiete.
Por todo ello y si fuese de agradecer, su señora memoria y el recuerdo de sus virtudes permanecerán gravadas en nuestros corazones y ser siempre como un poderoso estímulo que nos aliente a seguir trabajando por el fomento.

Las imágenes de los titulares y la devoción que les mantenía el pueblo de Gibraleón se remontan, con toda seguridad, a fechas anteriores al siglo XIX.
A través de los libros que han llegado a nosotros, hemos podido desentrañar algunos de los datos relativos a este primer momento tras la constitución. Entre otros datos de posible interés hemos de decir que esta Hermandad fue creada y la devoción hacia los titulares era cuidada y preparada por mujeres, casi todas notables y viudas de este pueblo.

Como curiosidad podemos decir que la Estación de Penitencia se realizaba el lunes Santo y se pagaba a los hombres que cargaban con el paso. Hacía también un Septenario en honor de la Virgen de los Dolores y un Quinario por Jesús Atado a la Columna.
Tras los acontecimientos de la Guerra Civil Española, en la que se perdieron las primitivas imágenes, se encargaron dos nuevas imágenes por la Hermandad. La imagen de la Virgen de los Dolores fue bendecida en 1.940 y fue del artista onubense Gómez del Castillo.
La imagen del Nazareno fue adquirida entre 1.950 (cuando se procedió a recaudar dinero para su adquisición) y 1.952 (cuando se paga el último plazo del Señor y se paga la primera túnica), y fue tallada por el imaginero palmerino D. Joaquín F. Moreno Daza.

Imágenes Titulares:
"Nuestro Padre Jesús Nazareno" año 1.952.
Pasaje Bíblico: Jesús con la cruz a cuestas camino del Calvario.
Escultor: D. Joaquín F. Moreno Daza (La Palma del Condado - Huelva)

"Nuestra Señora de los Dolores" año 1.940
Pasaje Bíblico: La Virgen María en su Dolor por la pasión de Jesús
Escultor: D. Antonio Gómez del Castillo (Huelva)